El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

     
   
 

UTILIZACIÓN DE AGUA IONIZADA EN LA PRODUCCIÓN DE PLÁNTULA DE PAPAYA MARADOL (Carica papaya) EN EL DISTRITO DE RIEGO DE LOS CUXTEPEQUES, CHIAPAS, MÉXICO

INTRODUCCIÓN

La producción de papaya en México es de 917,000 toneladas anuales aproximadamente; de éstas, más de 400,000 toneladas se destinan a la exportación y el resto para el mercado nacional.
 
Estados Unidos representa el principal mercado mundial: sus compras superan las 125,000 toneladas. México es su principal proveedor (70% del total). Los principales estados exportadores de papaya en el país son Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Veracruz, Michoacán, Colima y Sinaloa. Chiapas fue el primer estado en sembrar la primera huerta comercial de Papaya Maradol Roja en 1991.

Desde ese momento, este cultivo toma gran importancia para el estado, ya que puede ser considerado como un producto motor de desarrollo regional, y es uno de los frutos tropicales con mayor demanda nacional e internacional.

A través de los años, Chiapas se ha consolidado como un actor importante en el mercado de la papaya maradol; prueba de ello, es que representa el primer estado con mayor producción, y altos rendimientos; esta situación obedece a tres factores esenciales:

  • Condiciones atmosféricas, pluviales y de suelos ideales en diversas regiones del estado.
  • Tecnificación intensiva.
  • Vocación empresarial de la mayoría de los productores

Uno de los elementos al cual se le debe prestar atención en el cultivo de papaya, y en muchos otros cultivos como las hortalizas, es la producción de plántula, ya que la calidad de planta trasplantada, se refleja en la sobrevivencia, vigor, desarrollo y, consecuentemente, en el rendimiento final por unidad de superficie.

El desarrollo deficiente de las plántulas depende de muchos factores, pero uno de los principales es su manejo agronómico (riego, nutrición, entre otras), ya que se requiere de atención constante y seguir un programa de nutrición y prevención de plagas y enfermedades muy específico.

En el caso de prueba realizada, se usó un equipo de ionización de agua MAGNAPOWER, utilizados para el tratamiento del agua de riego, con lo que la  aplicación de agroquímicos, se ven reducida a su mínima expresión, casi nula, ya que la planta al tener agua de calidad, aprovecha mejor los nutrientes que se le proporcionan a través del fertirriego por efecto de cargas magnéticas, propiciando así el principio de la trofobiosis, manifestando que el estado rígido de una planta corresponde a la acumulación de almidón, aumento de las proteínas; de los compuestos fenólicos (alexinas) y de respiración, demostrando un metabolismo acelerado y, como consecuencia, la resistencia de los vegetales a los parásitos.

RESUMEN

En el Estado de Chiapas, se encuentra localizado el distrito de riego 101 de los Cuxtepeques, donde se desarrollaron las pruebas de la utilización de agua ionizada con el equipo MAGNAPOWER, en la producción de plántulas de papaya maradol, para tal efecto se utilizó un equipo ionizador de 1” montado a la tubería de un sistema de riego por micro aspersores aéreos distribuidos a cada 3.5 m en tres bolillos, bajo una casa sombra al 50 %.

Las plántulas fueron cultivadas en charolas de plástico, y se utilizo peat moss y vermiculita como sustrato.

El experimento consistió en utilizar 40%, 60% y 80% de fertilizantes y una sección con 100% como testigo; se tomaron indicadores de grosor de tallo y altura de planta.

Una vez pre-germinadas las semillas, con base en agua ionizada, en los tratamientos a excepción del testigo, se procedió a trasplantarlas con el sustrato previamente desinfectado.

Cuando la primera hoja verdadera se hizo presente, se aplicaron ácidos húmicos a razón de 0.8 ppm, 1.2 ppm y 1.6 ppm en los tratamientos mientras que en el testigo se aplico 2 ppm diariamente.

Se aplicaron también a intervalos de 8 días, un fertilizante con una composición N-P-K-S  de 20-10-10-0.5 a razón de 0.8 ppm, 1.2 ppm y 1.6 ppm en los tratamientos mientras que en el testigo se aplicó 2 ppm en el riego.

Se encontró que el tratamiento con el 60% de fertilizantes y agua ionizada, fue el que presentó mejor grosor de tallo, además que alcanzó 15 cm de altura en 23 días, al igual que el de 80% y agua ionizada contra 28 días que se llevó el testigo y 25 días que llevó el de 40% y agua ionizada.

Se realizó monitoreo de plagas y enfermedades cada 5 días, encontrándose mínima presencia de moscas blancas, controlándose  con aplicaciones de cipermetrina con agua ionizada y nula presencia de damping off en los tratamientos de 60%  y 80% de fertilizantes. Mientras que en el tratamiento de 40% si se encontró un foco de infección que fue desechado inmediatamente, al igual que el testigo, donde la infección fue más severa. Deduciendo así que el uso de agua ionizada ayuda también a controlar plagas y enfermedades por el principio de trofobiosis.

Por todo ello, se recomienda la utilización de equipos de ionización de agua para ser utilizada en el riego de plántulas, por los rendimientos que se obtienen tanto en crecimiento de la planta, como en el control de plagas y en la no aparición de otras. Esto es, mayor producción, reducción de tiempo de crecimiento y ahorro de insumos. En este caso, el equipo utilizado fue marca MAGNAPOWER MEXICANA.

ATENTAMENTE


ING. RAÚL HERIBERTO NOVA ACOSTA
DIRECTOR DE INVESTIGACIÓN

Prosem del Sureste S.C.
Avenida 20 Sur Poniente n° 2108-a Col. Revolución, Tuxtla Gutiérrez. Tel: (961) 66 374 95

 
 
 

 
   
Esfuerzo No. 4, Santa Ursula Pueblo, Coyoacán, C.P. 04650 México D.F.  A.P.  21-012 Tels. 5610-1659  5610-0134 * 5338-5128
 
Powered By Network Site